Paridas de Paridotas.com



secciones

Portada
Animales
Anuncios
Ciencia
Coches
Curioso
Deportes
Ellos y ellas
Idiomas
Informática
Internacional
Laboral
Misc
Niños
Noticias
Padres e hijos
Política
Religión
Salud
Sexo

sindicación

Si quieres publicar los titulares de Paridotas.com en tu web ponemos a tu disposición los siguiente ficheros RSS y JavaScript [ayuda]

XML
JS

 

Coche automático

Esto sucedio hace ya un tiempo y es el relato real de la persona protagonista advirtiendo del peligro que le toco vivir...

Este tipo estaba parado a la orilla de la carretera en el medio de una oscura y tenebrosa noche pidiendo ayuda para volver a casa, ya que se le habia estropeado el coche. Caia en esos momentos una tremenda tormenta. Paso un tiempo pero nadie se paraba. La tormenta era tan fuerte que apenas si se alcanzaba a ver a unos 30 metros de distancia.

De repente vio como un extraño carro se acercaba lentamente y al final se detiene. El señor, sin dudarlo por lo precaria de su situacion, se sube al carro y cierra la puerta. Voltea y se da cuenta con asombro de que nadie va manejando el carro.

El carro arranca suave y pausadamente, el tipo ve hacia la carretera y ve con horror desorbitante que adelante esta una curva. Asustado, comienza a rezar e implorar por su salvacion al advertir su tragico destino.

El tipo no ha terminado de salir de su espanto, cuando justo antes de llegar a la curva, entra una mano tenebrosa por la ventana del chofer y mueve el volante lentamente pero con firmeza. Paralizado del terror y sin aliento se aferra con todas sus fuerzas al asiento, inmovil e impotente ve como sucedia lo mismo en cada curva del tenebroso y horrible camino, mientras la tormenta aumentaba su fuerza. El tipo sacando fuerzas de donde ya no quedaban, se baja del carro y se va corriendo hasta el pueblo mas cercano.

Deambulando, todo empapado, se dirige a una cantina que se percibe a lo lejos. Entra a ella y pide dos tequilas y temblando aun les empieza a contar a todos la horrible experiencia que acababa de presenciar.

Se hizo un silencio ante el asombro de todos los presentes. El miedo asomaba por todos los rincones del lugar. Como a la media hora llegan dos tipos y le dice uno al otro en tono molesto:

- ¡Mira Juan!, alla esta el hijoputa que se subio al coche cuando lo veniamos empujando.

*  Enviar a un amigo
*  ¡Enlázame!
*  Versión en formato PDF
*  Compartir   Menéame       Sacapuntos

 


Paridotas publicadas el día 26 de febrero de otros años...
2008. Peinado modelno
2007. Anuncio de gel lubricante
2006. Prohibiciones del doctor
2005. Para los muy constipados
2004. La igualdad de la mujer en ciertos paises

¿Te ha gustado? Envía esta Paridota a un amigo,

 

 

 
estadísticas

Esta paridota ha tenido:
votos: 22
visitas: 4190
envíos: 23

 

Paridotas.com es una web de paridas. Las páginas se actualizan cada día a las 00:00 CET. Las direcciones de correo utilizadas para los envíos no se almacenan ni procesan. Para cualquier duda o sugerencia dirígete a nuestro buzón en info [arroba] paridotas.com (tamaño máximo de los ficheros: 2Mb). Puedes usar también nuestro formulario de contacto. Esta página está escrita en XHTML 1.0 y CSS 2.